Residencia Permanente (Green Cards)

Información general

Una persona que obtiene la residencia permanente adquiere una tarjeta verde, Formulario I-551, que le otorga el derecho a vivir y trabajar de forma permanente en los Estados Unidos. El primer paso para adquirir la residencia permanente es obtener una visa de inmigración. A través de los siguientes tipos de inmigración, un ciudadano extranjero puede ser elegible para el estado de residencia permanente:

  • Inmigración basada en el empleo
  • Inmigración basada en la familia
  • Ley de violencia contra la mujer (VAWA)

Después de cumplir con ciertos requisitos de elegibilidad, un inmigrante que vive en los Estados Unidos puede solicitar el ajuste al estado permanente.

Los inmigrantes también pueden solicitar el estatus permanente a través del procesamiento consular, mediante la solicitud en una embajada o consulado de los Estados Unidos en su país de origen.

Aunque un residente permanente debe renovar su tarjeta verde cada diez años, la tarjeta no caduca.

Los residentes permanentes disfrutan de muchos de los mismos derechos que los ciudadanos estadounidenses, incluida la libertad de empleo y el trabajo por cuenta propia.

Muy pocas oportunidades profesionales requieren la ciudadanía estadounidense. Sin embargo, como no ciudadanos, los inmigrantes no pueden votar ni formar parte de un jurado. Después de residir en los Estados Unidos durante cinco años (tres años si está casado con un ciudadano estadounidense), el residente permanente puede solicitar la ciudadanía estadounidense.

Pérdida de residencia permanente.

De acuerdo con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los EE. UU. (USCIS), puede perder su estado de residencia permanente si realiza alguna de las siguientes acciones:

  • Mudarse a otro país con la intención de vivir allí permanentemente
  • Permanecer fuera de los EE. UU. durante más de un año sin obtener un permiso de reingreso o una visa de residente de regreso; sin embargo, al determinar si su estado ha sido abandonado, se puede considerar cualquier ausencia de los EE. UU., incluso si es menos de un año
  • No presentar declaraciones de impuestos sobre la renta mientras viva fuera de los EE. UU. por cualquier período
  • Declararse "no inmigrante" en sus declaraciones de impuestos

En el Bufete de Abogados Frager, nuestros abogados de inmigración ayudan a los clientes con problemas de residencia permanente, brindan asesoramiento legal para mantener el estatus y ayudan a los clientes a proteger sus derechos. Si es residente permanente y se le ha ofrecido un puesto en el extranjero, un asesor legal puede ayudarlo a evaluar el efecto sobre el estado de residencia permanente antes de aceptar la oferta de trabajo.

Organice una consulta hoy con el Bufete de Abogados Frager.